Destino:
Barcelona
País: España - Región: Europa y Rusia
Barcelona ofrece al visitante la posibilidad de recorrer a pie desde las ruinas romanas y la ciudad medieval hasta los barrios del modernismo catalán, con sus edificios característicos, sus manzanas cuadradas de cantos seccionados, sus calles arboladas y sus anchas avenidas. La ciudad antigua es prácticamente llana, mientras que los barrios nuevos, a medida que se acercan a la cordillera litoral, adquieren más pendiente. Algunas de sus calles recuerdan incluso a las de San Francisco.

El centro histórico y Las Ramblas

Uno de los lugares de mayor atractivo son Las Ramblas (en catalán Les Rambles), paseo situado entre la Plaza de Cataluña (en catalán Plaça de Catalunya), centro de la ciudad, y el puerto antiguo. El paseo está lleno de gente de día y hasta altas horas de la noche. Allí se encuentran kioscos de prensa, de flores, de pájaros y animales domésticos, actores callejeros, cafeterías, restaurantes y comercios. Cerca del puerto acostumbran a instalarse mercadillos, así como pintores y dibujantes. Paseando por Les Rambles pueden admirarse varios edificios de interés, como el Palacio de la Virreina, el mercado de La Boquería y el famoso teatro de El Liceo, en el que se representan óperas y ballets. Las calles laterales también tienen un encanto especial. Una de ellas, de pocos metros de longitud, conduce a la Plaza Real (en cat. Plaça Reial), una plaza con palmeras y edificios con porches que albergan cervecerías y restaurantes, y en la que se reúnen los fines de semana los coleccionistas de sellos y de monedas.

El paseo de Las Ramblas termina junto al puerto antiguo, donde la estatua de Cristóbal Colón señala hacia el mar. A dos pasos se encuentra el Museo Marítimo (Museu Maritim), dedicado sobre todo a la historia naval en el Mediterráneo, y en el que se exhibe la reproducción a escala real de una antigua galera de combate. El museo está ubicado en los astilleros de la Edad Media, donde se construían los barcos que navegaban por todo el Mediterráneo. El puerto antiguo ofrece otros atractivos, como un centro de ocio, con comercios, restaurantes, un cine IMAX y el mayor acuario de la fauna marina mediterránea.

En el centro histórico, muy cerca de Las Ramblas, también son interesantes la Catedral de Barcelona, la Plaza de San Jaime que acoge los edificios de la Generalidad de Cataluña y del Ayuntamiento de Barcelona, y las estrechas pero animadas callejuelas tanto del barrio gótico como del Arrabal y del Borne.

Las Ramblas
Uno de los lugares de mayor atractivo son Las Ramblas (en catalán Les Rambles), paseo situado entre la Plaza de Cataluña (en catalán Plaça de Catalunya), centro de la ciudad, y el puerto antiguo. El paseo está lleno de gente de día y hasta altas horas de la noche. Allí se encuentran kioscos de prensa, de flores, de pájaros y animales domésticos, actores callejeros, cafeterías, restaurantes y comercios. Cerca del puerto acostumbran a instalarse mercadillos, así como pintores y dibujantes. Paseando por Les Rambles pueden admirarse varios edificios de interés, como el Palacio de la Virreina, el mercado de La Boquería y el famoso teatro de El Liceo, en el que se representan óperas y ballets. Las calles laterales también tienen un encanto especial. Una de ellas, de pocos metros de longitud, conduce a la Plaza Real (en cat. Plaça Reial), una plaza con palmeras y edificios con porches que albergan cervecerías y restaurantes, y en la que se reúnen los fines de semana los coleccionistas de sellos y de monedas.
La Barcelona olímpica
Otro de los atractivos turísticos de Barcelona es visitar las principales instalaciones que acogieron los Juegos Olímpicos de 1992. Muchas de ellas se encuentran en la montaña de Montjuich. Allí se puede visitar el Estadio Olímpico Lluis Companys, que incluye el Museo Olímpico, el Palacio Sant Jordi, las piscinas Picornell o la Piscina de saltos de Montjuich. Lejos de la montaña se pueden visitar las instalaciones del FC Barcelona, que acogen el Camp Nou, el Palau Blaugrana (Palacio Azulgrana), el Mini Estadi y el Museo del FC Barcelona, el museo más visitado de Cataluña. En el norte de la ciudad se encuentra el Velódromo de Horta, las instalaciones de tenis de La Teixonera y el pabellón de Valle de Hebrón. Por último, también es recomendable visitar el lugar donde se alojaron los atletas, barrio de la Villa Olímpica, uno de los más animados de la ciudad con sus playas, restaurantes y zonas de ocio.
Montjuich y Tibidabo
Para disfrutar de buenas vistas sobre la ciudad puede subirse a cualquiera de las dos montañas que dominan la ciudad. La montaña de Montjuich es el pequeño monte situado junto al puerto, en cuya cima se encuentra una antigua fortaleza militar que sirvió para vigilar la entrada a Barcelona desde el mar. En la falda de este monte se encuentran las instalaciones olímpicas, como el Estadio Olímpico Lluis Companys, el Palacio Sant Jordi diseñado por el arquitecto japonés Arata Isozaki, y las Piscinas Picornell. También se encuentra en Montjuïc el jardín botánico, que dispone de una colección única de cactus. Otro lugar para disfrutar de vistas sobre Barcelona es la montaña del Tibidabo, en la parte alta de la ciudad. Puede subirse en coche, autobús, o bien con un tranvía y un funicular. En el Tibidabo se encuentran la Iglesia del Sagrado Corazón, visible desde toda la ciudad, el Parque de atracciones del Tibidabo, y la Torre de Collserola, antena de telecomunicaciones diseñada por Norman Foster que dispone de un mirador.
Las playas de Barcelona
Uno de los atractivos que ha incorporado Barcelona en los últimos años son sus playas. Gracias a la regeneración del litoral realizada en 1992, con motivo de los Juegos Olímpicos, Barcelona cuenta hoy en día con seis playas que ocupan más de 4,2 kilómetros lineales de litoral. Las playas son plenamente céntricas, están perfectamente comunicadas y están situadas a pocos minutos de cualquier punto de la ciudad. Todas están equipadas con los más completos servicios: duchas, vigilancia, Cruz Roja y, en algunos casos, vestuarios, alquiler de hamacas, chiringuitos...Las playas son sometidas a limpieza cada día durante todo el año, y todas tienen la bandera azul de la Unión Europea que acredita su excelencia. Según datos del Ayuntamiento de Barcelona, cada año reciben a más de siete millones de bañistas. Aunque la mayoría se concentran en los meses de buen tiempo, entre mayo y septiembre, los ciudadanos y visitantes también pueden disfrutar de ls playas el resto del año, ya que están equipadas para jugar al tenis, voley-playa y otros deportes. En la playa de la Barceloneta, junto al Hotel Arts, hay un moderno centro de talasoterapia municipal, el Polideportivo Marítimo, provisto con piscinas de agua de mar, y que permite el disfrute de servicios deportivos y de salud durante todo el año. Las seis playas son, de este a oeste, la playa de San Sebastián, Barceloneta, Nueva Icaria, Bogatell, Mar Bella y Nueva Mar Bella. En ésta última existe un espacio reservado para el nudismo.
Arquitectura
Barcelona es conocida como la capital del Modernismo. La ciudad, en la que vivió y trabajó el arquitecto Antonio Gaudí cuenta con las más relevantes de sus obras, que atraen cada año a millones de visitantes de todo el mundo. La más representativa es el templo de la Sagrada Familia, que Gaudí dejó inacabado y que se sigue construyendo de la misma manera que las catedrales en la Edad Media, con donativos y aportaciones particulares. En base a los medios de construcción modernos, está prevista su terminación hacia el año 2020. Otras de las obras más conocidas de Gaudí son el Parque Güell (Parc Güell), la Casa Milà, también denominada "La Pedrera", y la Casa Batlló. Además de las obras de Gaudí, Barcelona cuenta con otras joyas del Modernismo catalán como el Hospital de San Pablo y el Palacio de la Música Catalana de Lluís Domènech i Montaner, o el Palacio Macaya y muchas otras obras de Josep Puig i Cadafalch. Aparte de las obras modernistas, Barcelona también cuenta con relevantes obras pertenecientes a otros estilos y períodos históricos. Dentro del período medieval destacan especialmente las obras góticas que proliferan en su centro histórico, precisamente denominado "Barrio Gótico" como la Catedral de Santa Eulalia. En este mismo estilo se enmarca la Iglesia de Santa María del Mar, caracterizada por su austeridad y armonía en las medidas, que es considerada por muchos la obra más destacada del gótico catalán.
Compras
Barcelona es también una ciudad para las compras. La zona más comercial de la ciudad se encuentra en su centro histórico: calles Portaferrisa, Pelayo, Rambla, Portal del Ángel y Plaza Cataluña, donde las pequeñas tiendas conviven con los grandes almacenes y las franquicias de grandes cadenas de ropa. Un poco más al norte de la Plaza Cataluña, en el Paseo de Gracia (Passeig de Gràcia), la Rambla de Cataluña y la Avenida (Avinguda) Diagonal, se encuentran las tiendas de las marcas internacionales más conocidas de moda, de artículos de piel y de joyería. Los amantes de los artículos de mayor diseño tienen su lugar predilecto en las callejuelas del barrio del Borne, muy de moda en los últimos años. Del resto de la ciudad, destacan las zonas comerciales del Calle Grande de Gracia o la Calle de Sants, y los centros comerciales como La Illa, La Maquinista, Les Glòries o Diagonal Mar. Los amantes de los artículos de ocasión o de segunda mano tienen oportunidad de visitar el "Mercat dels Encants", en la plaza de las Glorias, que abre todos los lunes, miércoles, viernes y sábados, y el Mercado de San Antonio, donde cada domingo por la mañana se establecen paradas donde se compra y venden libros, discos, películas de video, sellos y artículos para coleccionistas.
   INFINITY DREAMS:
   Río Po No. 22, Col. Cuauhtémoc, C.P. 06500, México, D.F.
   Tel. 01 (55) 41 62 90 39
     Sitio desarrollado por aplicaciones web. Todos los derechos reservados Infinity Dreams S.A. de C.V. 2017.    Aviso de privacidad.