Destino:
El parque nacional de Aberdare
País: Kenia - Región: África
El parque nacional de Aberdare está situado en la cordillera del mismo nombre, bautizada por Joseph Thomson en 1883 durante su viaje de exploración al interior de Kenya. Los nativos Kikuyu conocen estas montañas por su nombre tradicional, Nyandarua. En sus neblinosos y húmedos bosques se ocultaron los guerrilleros del Mau-Mau durante la guerra de la independencia, entre 1947 y 1956. El parque fue creado en 1950 con una extensión de 584 km², para ampliarse después hasta los 770 km², lo que lo convierte en el tercer parque más grande de Kenya.

La cordillera de Aberdares, de 160 km de longitud, se encuentra situada en las Tierras Altas Centrales, en la provincia Central, al oeste del Monte Kenya y al norte de Nairobi, limitando el Rift Valley por el este. El parque nacional comprende una franja longitudinal de sur a norte, con una proyección hacia el este denominada Salient o Saliente, que desciende hasta los 2.130 m cerca de la población de Nyeri. El Saliente tiene su origen en una antigua ruta migratoria de los elefantes entre la cordillera y el Monte Kenya.

El parque es el más elevado de toda Africa, ya que el altiplano se sitúa en su mayor parte a una cota por encima de los 3.000 m. Las cumbres más elevadas de la cordillera son el Kinangop, con 3.906 m, y el Oldonyo Lesatima, "la montaña del joven toro" en la lengua Maa de los Maasai, con 4.001 m de altitud. La mayor parte del paisaje está constituido por una selva húmeda y lluviosa envuelta en neblinas, lo que le confiere un aire de bosque encantado. Las truchas proliferan en los arroyos de montaña, que se desploman en espectaculares saltos de agua, como el Keruru Kahuru de 270 m y el Gura de 240 m en el área sur, o las Chania Falls en el sector central del parque. Debido a la elevada humedad, las carreteras que recorren el parque están embarradas durante gran parte del año.

Aberdares contiene una gran riqueza vegetal, que por su altitud es una mezcla de exuberancia tropical y vegetación de montaña. Por encima de los 2.000 m, la selva húmeda deja paso a los bosques de bambú, que a partir de los 3.000 m se convierten en praderas de montaña en las que crecen la hierba cana y las lobelias gigantes, alcanzando grandes alturas.

Aunque el parque registra un gran número de visitantes, la mayoría de ellos lo hace para hospedarse en sus famosos lodges, por lo que en realidad se trata de un parque poco frecuentado.

La fauna de Aberdares es muy rica, aunque la espesa cobertura vegetal dificulta su contemplación salvo desde los lodges. Abundan los elefantes, búfalos, facoqueros y varias especies de antílopes, como el cobo (waterbuck), el duiker, duiquero o cefalofo, el suni, el dik-dik, el eland, el antílope jeroglífico o bosbok (bushbuck) y el redunca (reedbuck). El parque cuenta también con un buen número de rinocerontes negros y ofrece la posibilidad de contemplar especies características de los bosques, como el jabalí gigante de bosque o el bello y tímido antílope bongo.

Los primates están representados por los colobos blanquinegros, los monos de Sykes y los monos vervet. Entre los felinos, abundan los leones, cuya adaptación al hábitat montañoso se manifiesta en su costumbre de trepar a los árboles y en su pelaje, más largo y moteado que los de las llanuras. Los leones han llegado a proliferar de tal modo que ha sido necesario recurrir a un plan de matanza controlada para proteger a las poblaciones de herbívoros, sobre todo al escaso bongo. El leopardo y el serval también se encuentran en el parque. La adaptación a la altitud de estos dos felinos y de algunas de las especies de antílopes ha resultado en la aparición de variedades melánicas, de pelaje negro.

Respecto a las aves, en Aberdares se han registrado más de 200 especies, entre las que destacan el ruidoso cálao de mejillas plateadas y el águila coronada, que suele alimentarse de monos. Son frecuentes también las nectarinias o suimangas, como el Tacazze violeta y el malaquita, de un brillante color esmeralda. En los páramos se encuentra la suimanga malaquita de copete escarlata, con su larga y esbelta cola. Existen también varias especies de palomas silvestres. Las charcas suelen albergar garzas de cabeza negra, gansos egipcios, ibis sagrados y patos de pico amarillo, entre otras especies.

Galería de El parque nacional de Aberdare

Lodge Aberdare National Park

Elefante
   INFINITY DREAMS:
   Río Po No. 22, Col. Cuauhtémoc, C.P. 06500, México, D.F.
   Tel. 01 (55) 41 62 90 39
     Sitio desarrollado por aplicaciones web. Todos los derechos reservados Infinity Dreams S.A. de C.V. 2017.    Aviso de privacidad.