Roma
Roma
Roma
Roma
Roma
Roma
Roma

Roma

Roma, Italia

Roma, la ciudad eterna, equidistante del norte y del sur de Italia es una mezcla perfecta del espíritu de ambos. Cosmopolita y moderna a la vez que clásica y tradicional, capital del mundo en diversas ocasiones, Roma ha estado poblada desde hace más de 4000 años y guarda celosamente en sus calles, plazas y museos bastante más de la mitad del patrimonio artístico mundial.

El peso de la historia se hace evidente por todos sus rincones. Restos romanos como el Coliseo o el Foro, antíguas basílicas y fuentes y palacios renacentistas y barrocos, así como pintura y escultura de todas las épocas conviven en el espacio situado entre y alrededor de Siete Colinas, de donde son los primeros asentamientos humanos de la zona y donde estuvo en un tiempo pasado el corazón del Imperio Romano.

Roma no puede visitarse en un solo viaje. Se necesita mucho tiempo para llegar a conocerla toda y quizá sea imprescindible vivir allí para conseguirlo. Es por ello que Roma nunca defraudará al viajero. Paseando por sus calles se pueden recorrer en apenas unos minutos diferentes siglos de la historia y perderse por Roma es tan interesante como visitar sus monumentos más famosos.

Cualquier viajero que visite Roma se llevará recuerdos y rincones únicos consigo y un vacío en el corazón al abandonarla cuyo único consuelo será haber arrojado una moneda de espaldas a la Fontana di Trevi asegurándose así el regreso algún día.